Monday, May 27, 2013

Novatada Universidad Catolica de Guayaquil: Grillas y camisetas mojadas



Aqui esta el famoso video de la Novatada Universidad Catolica de Guayaquil: Grillas y camisetas mojadas


video

Monday, May 06, 2013

Embajador Riofrio, un princeso que merece amor, no agresiones.



El embajador ecuatoriano en territorio peruano ha sido protagonista de un acto grotesco, de esos que dejan para al análisis si es necesario colocar límites a la inmunidad de la que gozan los agentes diplomáticos de todo el mundo. Aunque inicialmente corrían los rumores de los actos de violencia en los que se lo vinculaba al embajador, los nuevos videos presentados por la prensa peruana en los últimos días y que han sido reproducidos por nuestros medios, dejan claro que no se necesita más defender lo indefendible. Lo que inicialmente pudo haber sido considerado como un conflicto personal, rápidamente llegó a convertirse en un problema de Estado, a tal punto de existir duras controversias entre la diplomacia de ambos países.
Como es de conocimiento público, el 21 de abril pasado el embajador ecuatoriano Rodrigo Riofrío, estuvo involucrado en una escena de violencia en contra de dos mujeres en un supermercado de la capital peruana. Aunque existen versiones encontradas de lo sucedido aquella noche, es claro – y así lo demuestran los videos- que nuestro embajador propinó golpes a aquellas mujeres e incluso, según aseveran las agredidas y unos cuantos testigos del incidente, insultó y vapuleó en duros términos a la cultura peruana. La actitud demostrada es sorprendente y detestable la demostrada, mucho más conociendo que se trata de una persona que ha dedicado 20 años al servicio exterior en representación de nuestro país. Es cierto que el embajador recibió primero las agresiones, pero éste, respondió con igual o mayor violencia de la inicialmente recibida. Bien pudo el embajador hacer llamar a su guardia personal o a la del supermercado para que controlaran los alaridos de aquellas mujeres, pero se decidió por arreglar la situación por mano propia, incurriendo en un grave error de cálculo.

¿Qué ha hecho Ecuador al respecto? Pues nada suficientemente lógico como para intentar solucionar este impasse diplomático. En primera instancia, el presidente Correa defendió sin más a Riofrío, argumentando haber revisado minuciosamente los videos y el parte policial, en el que “claramente” se evidencia que nuestro embajador era víctima de una agresión y que su respuesta fue justificada, pues lo hizo en legítima defensa. Comentario errado que incluso puede ser considerado como machista, pues justifica incondicionalmente la agresión. Luego, la cancillería ecuatoriana decidió enviar a tierras peruanas al vicecanciller Marco Albuja, a fin de que investigue los hechos sucedidos y consulte a Riofrío y a las autoridades diplomáticas peruanas, sus versiones sobre lo sucedido. Pero fue precisamente eso lo que hizo Albuja, simplemente consultó a las partes involucradas y al parecer evitó mediar para solucionar el problema, convirtiendo así a su viaje, en uno de mero trámite.
¿Cómo respondió Humala? Sin mayores dilaciones, convocó a consulta a su embajador y nuestro país, respondió en igual sentido, existiendo un efecto de reciprocidad diplomática válido en ambas naciones. Es conocido en materia de derecho internacional, que los Estados llaman a consulta a sus embajadores cuando en el país en el que desempeñan sus funciones diplomáticas, existe algún suceso que amerita ser conocido de primera mano por su gobierno; y, además, lo hacen también cuando existe algún descontento de un país y decide retirar a sus emisarios diplomáticos hasta que se resuelva el objeto o materia de la controversia. En el caso que nos atañe, es lógico que existe un claro descontento de la diplomacia peruana ante el manejo mediático que Ecuador está otorgándole a este asunto, al no existir un definitivo intento por escuchar las recomendaciones que el Congreso Nacional peruano, varios grupos feministas y el mismo Ollanta Humala, han hecho en aras de que se retire a Riofrío como embajador del vecino país.
La Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, alumbra el sendero jurídico de lo que podría suceder en el caso de no existir una solución a este incidente. Es una potestad exclusiva y excluyente del Estado receptor, aceptar la permanencia de una misión diplomática o en su caso, del representante máximo de aquella misión. En este caso, no sería de controvertir en su momento, que el Estado peruano declarara como persona non grata al embajador Rodrigo Riofrío y si Ecuador persiste en su idea de defenderlo, el gobierno peruano estaría más que facultado para desconocer o declarar como inaceptable la permanencia de Riofrío. Toda esta facultad contenida en el Art. 9 de la Convención citada, corresponde un derecho inalienable de la diplomacia peruana en el que incluso, ni siquiera tendría que motivar o expresar fundamentación alguna por las declaraciones que hiciese.

“Si el embajador Rodrigo Riofrío no puede regresar a Lima, con el dolor del alma, el embajador peruano, Javier León, no podrá regresar a Quito". Estas fueron las declaraciones de Correa hechas durante su último enlace ciudadano, que claramente demuestran que el discurso no ha variado y que de forma sesgada se intenta hasta la saciedad, defender a un individuo que nada bueno puede ofrecer a la diplomacia ecuatoriana con acciones moralmente reprochables como las ya demostradas. El gobierno debe comprender que históricamente han existido esfuerzos mancomunados por mantener una relación pacífica entre nuestras naciones, por lo que un incidente callejero, no puede costarnos una nueva travesía diplomática que vulnere la convivencia bilateral entre Estados. Es de esperarse que la cancillería peruana declare como persona non grata a Riofrío y que no acepte su regreso a Lima, hasta que el gobierno ecuatoriano designe a un nuevo funcionario diplomático que represente a nuestro país en esas tierras. No sorprende el bajo nivel de análisis de la cancillería liderada por Patiño y secundada por Correa. Ya hace algún tiempo nos sorprendía con unas vagas declaraciones para justificar la droga encontrada en el equipaje diplomático, luego el asilo a Julian Assange y ahora, la escasa justificación por perpetuar en sus funciones a Riofrío. Al parecer, volverán a llegar mensajes antiecuatorianos desde territorio peruano.

Yo me pregunto ¿Que coño hace Patiño? A mas de pasar twiteando mamarrachadas?. En que devenga los miles de dolares que le paga el estado Ecuatoriano?? En contratar hombres?

Friday, May 03, 2013

ESQUIZOFRÉNICA Y TRASTORNADA MENTAL…


Siempre he creído que tengo “una patada” de dislexia y OCD (Obsessive-compulsive disorder o en español: Trastorno obsesivo compulsivo), de andar enderezando cuadros de paredes en casas u oficinas, o confundiendo el número 7 con la letra T o el 3 con la letra E… Pero ¿de ahí a ser “esquizofrénica y trastornada mental”? ¡WOW! Pero lo más irónico de todo, no es haber sido llamada de esa manera, no. Lo más irónico es quién me llamó así es una persona que necesita andar con camisa de fuerza 24 horas al día y con medicamento prescrito por un psiquiatra.

Es el colmo que un empleado público (Sí, porque eso es: un empleado público) falte el respeto e insulte a cuanto ciudadano le venga en gana solo por criticarlo y no pensar como él. Yo sigo insistiendo en que “él” está convencido que Dios bajó del cielo y lo señaló con su dedo como el “Mesías del Ecuador”. El mismo delirio tuvo Chávez y por eso ahora el ilegítimo de Maduro lo llama el “Cristo redentor de los pobres”. Irrespetuosos, no tienen ni dos dedos de frente, ni moral alguna para venir a insultar a quienes le han dado la responsabilidad de dirigir a un país.

Inaudito gastar fondos del Estado (dinero del pueblo ecuatoriano) para investigar a gente que no ha hecho nada, cuando la corrupción campea en el gobierno, cuando el violador de una niña anda libre y feliz de la vida, cuando el “primo” aún no regresa del “matrimonio del hijo”, cuando los radares chinos nunca funcionaron, cuando un asambleísta es sentenciado en un jucio que jamás debió darse, cuando los sicarios no dejan dormir en paz a todo un país, cuando te roban todos los días, cuando escuchas que un periodista fue asesinado…  La lista de “cuandos” sigue y sigue y sigue.

Pero para “él” nada de eso importa: los criminales tienen luz verde para hacer de las suyas, para “él” los que decimos la verdad somos más peligrosos. Claro, más peligrosos para su revolución, porque en estos días decir la verdad, criticar al gobierno y/o denunciar irregularidades hieren a la revolución. Esa es la verdad, por eso “él” no quiere que nadie diga nada. Quiere que todos tengan miedo, porque atemorizados se quedarán tranquilos y dejarán que todo pase y que todo siga pasando, aunque casa adentro se escandalicen más y más de lo que sucede en nuestro país, de la puerta hacia la calle tendrán caras de que todo sigue igual.

¿Hasta cuándo el querer amedrentar a tiempo completo? ¿Hasta cuándo no se preocupa por las verdaderas cosas que afectan a nuestro país? ¿Que necedad darle tanta importancia a un ciudadano que solo dice lo que piensa?  Y sí , es libertad de expresión, aunque le duela en lo más profundo de su ser. Yo creo que estos sociolistos del siglo XXI creen que ya Ecuador se tragó el cuento de su revolución y sus manos limpias. ¡Pobres! No hay mentira más grande que esa. Si están tan seguros de su revolución y lo bien que avanza, por qué se preocupan tanto por lo que “unos pocos” digan u opinan? Es contradictorio no creen?
En fin, la verdad no me ofende haber sido insultada por ese “Señor”, al contrario, si eso quiere decir que mantengo mi derecho y libertad a expresar lo que pienso y siento, entonces soy orgullosamente una ESQUIZOFRÉNICA Y TRASTORNADA MENTAL.